Imprimir

Recibiendo el NSS 806

Recibiendo el NSS 806

Recibiendo el NSS 806

 

Hemos realizado una instalación del satélite NSS 806 debido a las numerosas peticiones que hay para recibir este satélite y sus dificultades de recepción. Existen pocos canales que emitan en español. La demanda de éstos y el conocimiento cada vez mayor del mundo del satélite por parte del público en general ha hecho que más aficionados deseen recibir canales como: Boca TV, Solo Tango TV, Telecaribe, City TV o Argentinísima Satelital.
La televisión por satélite, tal como la conocemos hoy, emite en dos bandas diferentes: banda C y banda Ku. ¿A qué nos referimos cuando diferenciamos entre una y otra?. Pues bien, la diferencia es única y es la banda de frecuencias en las que emiten los satélites. Un satélite que emita en banda C, utiliza rangos de frecuencias entre 3,7 y 4,32 Ghz ó 5,9 Ghz y 6,4 Ghz y otro que lo haga en banda Ku emite en el rango de frecuencias desde 11 Ghz hasta los 12 Ghz, El primer modelo en usarse fue el de banda C, dado que como es obvio, las limitaciones tecnológicas no permitían trabajar a frecuencias mayores. Con el paso del tiempo, este sistema se fue quedando obsoleto por varios motivos. Se requerían antenas mucho mayores ya que a estas frecuencias la longitud de onda es mayor. Existían más interferencias terrestres ya que son frecuencias cercanas a las usadas en el marco terrestre. Y por último, el sistema era mucho más vulnerable frente a condiciones adversas meteorológicas. Todo ello hizo migrar el sistema de televisión por satélite a un nuevo rango de frecuencias solventando cada uno de estos problemas. Es por este motivo que cada vez son menos los satélites que emiten en banda C.
Ubicación de antena
La instalación que nos ocupa se realizó en Barcelona. Es importante que allá donde instalemos la antena tenga vistas al Sur-Oeste con un margen de + - 30 º y dada la situación de nuestro satélite, será de vital importancia que no exista ningún obstáculo en nuestra línea de horizonte ya que la inclinación será casi perpendicular al suelo. De esta manera, nos aseguraremos un nivel máximo de recepción de la señal.
Sintonización
Como el satélite NSS 806 se encuentra muy alejado de nuestro lugar, 40,5º Oeste (casi siempre se pierde por debajo del horizonte), recibiremos una señal muy baja, que sumado a la baja eficiencia del sistema en banda C, requerirá optimizar al máximo nuestros sistemas de recepción. Para ello, usaremos una antena de offset de 135 cm de diámetro con unas varillas y un brazo de antena que se adaptan al grosor especial de la LNB (aprox. 60 mm). 
Esta LNB para banda C tiene una figura de ruido de 15º K y una guía de ondas para antenas offset.
Así, con esta configuración podremos estar tranquilos ya que tendremos una ganancia de unos 43 dB, suficientes para poder recibir la señal sin ningún problema.
Como usaremos una antena de offset, deberemos rectificar la inclinación, llegando incluso a adaptar una inclinación ligeramente negativa (orientada por debajo de la horizontal), por lo que es importante remarcar que no debe de haber ningún obstáculo por delante de la antena ya que perderíamos potencia de señal útil.
Orientar la antena
Una vez tenemos ya montada la antena y fijada a nuestro soporte, deberemos realizar la parte quizás más complicada de todas: orientaremos la antena parabólica al satélite. Hay varias maneras de realizar esta tarea y ciertamente, algunas más rigurosas que otras.
Es obvio que no somos instaladores profesionales y no dispondremos de caras herramientas, como medidores de campos, cuyo uso nos facilitaría bastante la tarea. A lo sumo, tan sólo dispondremos de una simple brújula y un sat-beeper. Deberemos saber que con todo este material se puede realizar una buena instalación, quizás en algo más de tiempo, pero igualmente eficiente. Ante todo, necesitaremos tener alguna información para realizar una buena orientación:
- Situación del satélite (en nuestro caso 40,5º Oeste).
- Latitud y longitud de nuestra posición geográfica (en nuestro caso Barcelona 41,23N-2,11E).
No es necesario dar la latitud y longitud del satélite ya que estos datos vienen implícitos en la situación del satélite. Es decir, si hablamos de 40,5º Oeste, decimos pues que la longitud es 40,5º Oeste y la latitud es 0 ya que todos los satélites se distribuyen por la órbita de Clarke que se sitúa por encima de la línea del Ecuador.
Lo primero que deberemos averiguar es el ángulo en el plano horizontal con que deberemos encarar nuestra antena. A este ángulo también se le llama acimut, y toma como referencia el Norte y va descendiendo en el sentido de las agujas del reloj. Así pues, hay un acimut asociado a cada lugar para cada satélite. Es fácil encontrar el acimut en tablas que corren por Internet . En caso de que no lo encontremos, podremos calcularlo nosotros mismos. Para ello, necesitaremos una brújula que calcule arcotangentes, tangentes y senos (la de Windows es perfectamente válida). Iría bien tener un mapamundi con latitudes y longitudes impreso para hacernos una idea de nuestra posición y la del satélite; de esta manera, no iremos dando palos de ciego al orientarnos la antena.
Ahora deberemos de calcular el ángulo de acimut respecto del Norte magnético. Para ello, nos basaremos en dos principios de la trigonometría: usaremos la función seno, tangente y arcotangente. La fórmula que deberemos usar es la siguiente - tomaremos el Este y Norte como positivo y el Oeste y Sur como negativo.
Debemos remarcar que la calculadora debe estar configurada para usar con radianes. Esta fórmula sólo es válida para regiones que se encuentren por encima del Ecuador (latitud>0); en caso contrario, deberemos restarle 180 a ese ángulo. Con otras fórmulas también se podría calcular de forma exacta la elevación de la antena. En este caso, nuestra elevación será muy pequeña, con lo que bastará colocar la antena en una posición perpendicular al suelo e ir variando muy lentamente la inclinación hasta conseguir un máximo de señal.
Ya tenemos el ángulo de orientación respecto de azimut 234,19º. Con la ayuda de una brújula colocada sobre la LNB hemos orientado la antena a la posición de 234,19º respecto del Norte geográfico. Éste será nuestro punto de partida ya que en la sintonización de la antena conviene tener un poco de paciencia, hasta lograr un enfoque que nos dé la máxima ganancia. Es interesante marcar en el suelo la posición que hayamos obtenido con la brújula y mover la antena 1cm a derecha e izquierda, milímetro a milímetro y ver qué señal indica, aunque en este aso, se hizo con un medidor de campo, uno se puede ayudar con cualquier localizador que indique las bajadas y subidas de intensidad de señal, hasta afinar completamente la antena. La LNB tiene distintas posiciones ya que, si alejamos o acercamos el foco a la antena, varía la señal. En este caso, lo ajustaremos a 35 en la escala que viene marcada en la propia LNB.
Otra manera de acabar de ajustar la antena es conectando el receptor y mirando en su menú en búsqueda de canal que nos indique potencia y calidad de señal.
Como "truco" buscamos un transpondedor que emita con mayor potencia que el resto, por ejemplo , el WorldNet 4123R SR 8900 FEC 3/4. Realizamos la sintonización con el receptor Echostar DSB 780, preconfigurado con el satélite NSS 806 y sus frecuencias actualizadas. En cualquier receptor digital tendremos que configurar previamente la LNB en el menú de instalación. En algunos casos, sólo con poner una LNB banda C, nos cambia automáticamente los parámetros. En otros deberemos cambiar nosotros los datos de oscilador local (O.L.), que es siempre 5150.
Finalmente, sólo nos queda hacer la descarga completa de señales y disfrutar de unos canales cada vez más populares. Resultados obtenidos

Hemos realizado una instalación del satélite NSS 806 debido a las numerosas peticiones que hay para recibir este satélite y sus dificultades de recepción. Existen pocos canales que emitan en español. La demanda de éstos y el conocimiento cada vez mayor del mundo del satélite por parte del público en general ha hecho que más aficionados deseen recibir canales como: Boca TV, Solo Tango TV, Telecaribe, City TV o Argentinísima Satelital.

 

La televisión por satélite, tal como la conocemos hoy, emite en dos bandas diferentes: banda C y banda Ku. ¿A qué nos referimos cuando diferenciamos entre una y otra?. Pues bien, la diferencia es única y es la banda de frecuencias en las que emiten los satélites. Un satélite que emita en banda C, utiliza rangos de frecuencias entre 3,7 y 4,32 Ghz ó 5,9 Ghz y 6,4 Ghz y otro que lo haga en banda Ku emite en el rango de frecuencias desde 11 Ghz hasta los 12 Ghz, El primer modelo en usarse fue el de banda C, dado que como es obvio, las limitaciones tecnológicas no permitían trabajar a frecuencias mayores. Con el paso del tiempo, este sistema se fue quedando obsoleto por varios motivos. Se requerían antenas mucho mayores ya que a estas frecuencias la longitud de onda es mayor. Existían más interferencias terrestres ya que son frecuencias cercanas a las usadas en el marco terrestre. Y por último, el sistema era mucho más vulnerable frente a condiciones adversas meteorológicas. Todo ello hizo migrar el sistema de televisión por satélite a un nuevo rango de frecuencias solventando cada uno de estos problemas. Es por este motivo que cada vez son menos los satélites que emiten en banda C.

 

Ubicación de antena

La instalación que nos ocupa se realizó en Barcelona. Es importante que allá donde instalemos la antena tenga vistas al Sur-Oeste con un margen de + - 30 º y dada la situación de nuestro satélite, será de vital importancia que no exista ningún obstáculo en nuestra línea de horizonte ya que la inclinación será casi perpendicular al suelo. De esta manera, nos aseguraremos un nivel máximo de recepción de la señal.

 

 

Sintonización

Como el satélite NSS 806 se encuentra muy alejado de nuestro lugar, 40,5º Oeste (casi siempre se pierde por debajo del horizonte), recibiremos una señal muy baja, que sumado a la baja eficiencia del sistema en banda C, requerirá optimizar al máximo nuestros sistemas de recepción. Para ello, usaremos una antena de offset de 135 cm de diámetro con unas varillas y un brazo de antena que se adaptan al grosor especial de la LNB (aprox. 60 mm). 

Esta LNB para banda C tiene una figura de ruido de 15º K y una guía de ondas para antenas offset.

 

Así, con esta configuración podremos estar tranquilos ya que tendremos una ganancia de unos 43 dB, suficientes para poder recibir la señal sin ningún problema.

 

Como usaremos una antena de offset, deberemos rectificar la inclinación, llegando incluso a adaptar una inclinación ligeramente negativa (orientada por debajo de la horizontal), por lo que es importante remarcar que no debe de haber ningún obstáculo por delante de la antena ya que perderíamos potencia de señal útil.

 

Orientar la antena

Una vez tenemos ya montada la antena y fijada a nuestro soporte, deberemos realizar la parte quizás más complicada de todas: orientaremos la antena parabólica al satélite. Hay varias maneras de realizar esta tarea y ciertamente, algunas más rigurosas que otras.

 

Es obvio que no somos instaladores profesionales y no dispondremos de caras herramientas, como medidores de campos, cuyo uso nos facilitaría bastante la tarea. A lo sumo, tan sólo dispondremos de una simple brújula y un sat-beeper. Deberemos saber que con todo este material se puede realizar una buena instalación, quizás en algo más de tiempo, pero igualmente eficiente. Ante todo, necesitaremos tener alguna información para realizar una buena orientación:

 

 

  • Situación del satélite (en nuestro caso 40,5º Oeste).
  • Latitud y longitud de nuestra posición geográfica (en nuestro caso Barcelona 41,23N-2,11E)

 

 

No es necesario dar la latitud y longitud del satélite ya que estos datos vienen implícitos en la situación del satélite. Es decir, si hablamos de 40,5º Oeste, decimos pues que la longitud es 40,5º Oeste y la latitud es 0 ya que todos los satélites se distribuyen por la órbita de Clarke que se sitúa por encima de la línea del Ecuador.

 

Lo primero que deberemos averiguar es el ángulo en el plano horizontal con que deberemos encarar nuestra antena. A este ángulo también se le llama acimut, y toma como referencia el Norte y va descendiendo en el sentido de las agujas del reloj. Así pues, hay un acimut asociado a cada lugar para cada satélite. Es fácil encontrar el acimut en tablas que corren por Internet . En caso de que no lo encontremos, podremos calcularlo nosotros mismos. Para ello, necesitaremos una brújula que calcule arcotangentes, tangentes y senos (la de Windows es perfectamente válida). Iría bien tener un mapamundi con latitudes y longitudes impreso para hacernos una idea de nuestra posición y la del satélite; de esta manera, no iremos dando palos de ciego al orientarnos la antena.

 

Ahora deberemos de calcular el ángulo de acimut respecto del Norte magnético. Para ello, nos basaremos en dos principios de la trigonometría: usaremos la función seno, tangente y arcotangente. La fórmula que deberemos usar es la siguiente - tomaremos el Este y Norte como positivo y el Oeste y Sur como negativo.

 

Debemos remarcar que la calculadora debe estar configurada para usar con radianes. Esta fórmula sólo es válida para regiones que se encuentren por encima del Ecuador (latitud>0); en caso contrario, deberemos restarle 180 a ese ángulo. Con otras fórmulas también se podría calcular de forma exacta la elevación de la antena. En este caso, nuestra elevación será muy pequeña, con lo que bastará colocar la antena en una posición perpendicular al suelo e ir variando muy lentamente la inclinación hasta conseguir un máximo de señal.

 

Ya tenemos el ángulo de orientación respecto de azimut 234,19º. Con la ayuda de una brújula colocada sobre la LNB hemos orientado la antena a la posición de 234,19º respecto del Norte geográfico. Éste será nuestro punto de partida ya que en la sintonización de la antena conviene tener un poco de paciencia, hasta lograr un enfoque que nos dé la máxima ganancia. Es interesante marcar en el suelo la posición que hayamos obtenido con la brújula y mover la antena 1cm a derecha e izquierda, milímetro a milímetro y ver qué señal indica, aunque en este aso, se hizo con un medidor de campo, uno se puede ayudar con cualquier localizador que indique las bajadas y subidas de intensidad de señal, hasta afinar completamente la antena. La LNB tiene distintas posiciones ya que, si alejamos o acercamos el foco a la antena, varía la señal. En este caso, lo ajustaremos a 35 en la escala que viene marcada en la propia LNB.

 

Otra manera de acabar de ajustar la antena es conectando el receptor y mirando en su menú en búsqueda de canal que nos indique potencia y calidad de señal.

 

Como "truco" buscamos un transpondedor que emita con mayor potencia que el resto, por ejemplo , el WorldNet 4123R SR 8900 FEC 3/4. Realizamos la sintonización con el receptor Echostar DSB 780, preconfigurado con el satélite NSS 806 y sus frecuencias actualizadas. En cualquier receptor digital tendremos que configurar previamente la LNB en el menú de instalación. En algunos casos, sólo con poner una LNB banda C, nos cambia automáticamente los parámetros. En otros deberemos cambiar nosotros los datos de oscilador local (O.L.), que es siempre 5150.

 

Finalmente, sólo nos queda hacer la descarga completa de señales y disfrutar de unos canales cada vez más populares. Resultados obtenidos